Recopilado por Mª Jose de Haro Iglesias             
Biblioteca Municipal                                  

 
      
    Septiembre 2020



Críticas, movilizaciones, cuarentenas y andamios en la vuelta al cole en Granada
Darro y Pinos del Valle tienen a sus claustros en cuarentena mientras que en Loja abrirán los colegios pese a la petición del municipio de retrasar el comienzo del curso.

ARANTXA ASENSIO. Granada, 10 Septiembre, 2020

Vuelta al cole en Granada: Sin monitoras para el comedor ni el aula matinal
Primer día de clase después de 180 días. Los escolares de Granada, unos 25.000 en Infantil, 57.000 en Primaria y un millar más en Educación Especial, regresan a las aulas después de más de 25 semanas en casa. Y lo harán con los claustros exhaustos después de semanas de trabajo y adaptación a los sucesivos cambios normativos, aunque con ganas, según indica el director del CEIP Luis Rosales, Manuel Salinas. No todos los docentes, unos 5.300 en la red pública, retomaran hoy el contacto con los niños. La plantilla del CPR El Pinar, de Pinos del Valle, está en cuarentena. Tras el positivo de una compañera, no pueden estar presentes en el primer día de clase en su centro, donde están matriculados medio centenar de escolares. Su director, Félix García, indica que está a la espera de instrucciones desde la Delegación provincial para abordar el inicio de curso en su centro, donde un bando municipal indica que se comenzará el curso de forma telemática. No es el único que se encuentra en esta delicada situación.

Otras escuelas abrirán con quejas sobre las ratios, un problema que no es nuevo pero que este año adquiere mayor relevancia por la situación epidemiológica. En Dúrcal las familias se concentran a las puertas del Nuestra Señora del Carmen para denunciar que en una clase, la de segundo de Primaria, hay 28 alumnos y no han obtenido respuesta a su petición de desdoble.


La musealizada 'Almazara La Erilla' de Nigüelas eliminará sus barreras arquitectónicas
La Fundación Zayas ofrecerá su Centro de Interpretación como espacio accesible para las personas con movilidad reducida

CADENA SER-09/09/2020 - 10:38 h. CEST. Cadena Ser.


Centro de Interpretación Almazara La Erilla, de Nigüelas (Granada) / Fundación Zayas

La Fundación Zayas de Granada ha anunciado que ejecutará obras para la eliminación de las barreras arquitectónicas en la almazara La Erilla que se encuentra en el municipio de Nigüela. Se trata de convertir ese espacio musealizado en un espacio accesible para personas con movilidad reducida.

La presidenta de la Fundación Zayas, Juana María Rodríguez Masa, ha asegurado que "el proyecto supone un paso más dentro de los objetivos de la Fundación Zayas, de continuar protegiendo su patrimonio, además de poder hacer realidad algo en lo que la Fundación lleva tiempo trabajando, que el centro sea visitable por personas con movilidad reducida", según indica una nota de prensa de organización privada.

La intervención, que se va a desarrollar gracias a la aportación económica de la propia Fundación y a la subvención europea concedida a través de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía y el Grupo de Desarrollo Rural del Valle de Lecrín Temple y Costa, va a consistir en facilitar el acceso desde la entrada principal al edificio, eliminando el escalón, y por tanto haciendo la visita accesible desde su inicio. Además se van a suprimir los obstáculos existentes en la sala de prensado y también en las escaleras que van a la cárcava, donde se van a rebajar y suavizar los peldaños que existen actualmente.

La actuación va a tener una duración de tres meses y viene a completar a una que se llevó a cabo en este sentido, gracias a la cual ya se eliminaron gran cantidad de barreras que existían.

Tal y como explica la presidenta de la Fundación Zayas, Juana María Rodríguez, "para nosotros es muy importante conseguir que el centro sea accesible para las personas con movilidad reducida ya que ese ha sido desde siempre un compromiso firme de esta Fundación."


Vuelta al cole en Granada: Concentración en un colegio de Dúrcal por el exceso de ratio
Las familias del CEIP Nuestra Señora del Carmen de Dúrcal se movilizan mañana para pedir el desdoble de una unidad que "incumple la norma" sobre ratios

"En Planificación nos han dicho que no tienen la obligación de atendernos"

ARANTXA ASENSIO. 09 Septiembre, 2020 - Granada Hoy
"Es una situación límite y que bordea el ridículo". Así se manifiesta una de las madres del CEIP Nuestra Señora del Carmen de Dúrcal, donde mañana comenzarán las clases con exceso de ratio. La clase de segundo de Primaria cuenta con 28 escolares, tres más de lo que permite la norma (25) y Delegación provincial de Educación "hace oídos sordos" a la petición de las familias de desdoblar la clase.

"No nos quieren atender", explican las familias del centro. "Tenemos un grupo de 28 niños en segundo y no hay desdoble". Tras pedir una solución ante la Delegación de Educación en Granada "la respuesta es negativa". Es más, indican que "no nos quieren atender" y que en el servicio de Planificación "dicen que no tienen la obligación" de contestar a las familias ni telefónica ni presencialmente. "Tampoco podemos ir a la Delegación porque hay un protocolo Covid que, por lo que se ve, en Delegación hay que cumplir, y en el colegio no".

Además de la denuncia por la ratio, las familias se quejan de la "desidia" y "prepotencia" mostrada por la Administración para dar respuesta a esta situación. Señalan que tampoco tienen maestro de apoyo Covid y que dos de los docentes del centro tienen reducción horaria por edad, reducciones que no se han completado con la incorporación de otro docente que cubra esas horas. Por todo ello, mañana van a concentrarse a las puertas del centro a las diez de la mañana.

El exceso de alumnos por aula motivó una reciente denuncia del sindicato Ustea ante la Fiscalía, en la que se señalaba que en 21 aulas se supera la ratio máxima autorizada.


Concluye en Dúrcal el curso de Diputación sobre oportunidades de negocio en la construcción sostenible

 EP-07.09.2020 - 20Minutos.

El curso de oportunidades de negocio en la construcción sostenible de la Diputación de Granada ha concluido en Dúrcal, en la comarca del Valle de Lecrín, tras más de siete meses.

Este itinerario formativo forma parte del proyecto Genera Granada, de la Diputación y la Unión Europea, y ha tenido como objetivo "crear empleo y formar en emprendimiento a jóvenes de áreas rurales y en riesgo de despoblación".

El alumnado ha podido conocer las experiencias de emprendimiento de empresas del sector de la construcción sostenible, como Decaro Arquitectura y Blue Method, según ha informado la Diputación en una nota. Durante estas ponencias, se han abordado los miedos a emprender, la ayuda disponible desde las instituciones, las aportaciones de sus proyectos al mercado y, dada la situación, cómo ha afectado la crisis de la covid-19 y cómo se han adaptado a las nuevas circunstancias sanitarias.

La diputada provincial de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, ha manifestado su satisfacción por "haber podido concluir con éxito esta formación, que tiene como fin potenciar el emprendimiento de las personas más jóvenes en los pueblos más pequeños de la provincia y, además, haberlo hecho en unas circunstancias tan complicadas y superando todos los obstáculos que han ido apareciendo".

Este curso comenzó el pasado 27 de enero y su finalización estaba prevista para el 28 de abril, pero la pandemia y el consiguiente estado de alarma, decretado el día 13 de marzo, interrumpieron toda actividad docente presencial. Una vez finalizado el confinamiento y con la recuperación de la actividad formativa el 6 de junio, se retomaron las clases. Sin embargo, un brote de coronavirus en el municipio afectó a dos de los estudiantes, por lo que el curso tuvo que detenerse de nuevo y posponerse hasta el 20 de agosto, fecha en la que pudo terminarse. El alumnado de este curso han sido jóvenes menores de 30 años, inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, empadronados en municipios de menos de 5.000 habitantes o de hasta 10.000 en riesgo de despoblación y que, en el momento de la inscripción, no estaban estudiando ni trabajando.


El Sima Granada firma un convenio con el Ayuntamiento de Padul
Con esta alianza ambas partes muestran su predisposición en pro del crecimiento del fútbol sala en el municipio y en la comarca

06-09-20. granadaenjuego.com


Frma del convenio (SIMA GRANADA)
Este pasado viernes día 4 de septiembre tuvo lugar la firma del convenio de colaboración entre el SIMA Granada FS y el Ayuntamiento de Padul. El club capitalino sigue así con su filosofía integradora y en esta ocasión tratará de ayudar al área de deportes del consistorio paduleño en su objetivo de potenciar las Escuelas Municipales de Fútbol Sala del municipio.

Al acto han acudido, por parte del Sima Granada FS, José Antonio Cervera (Presidente), Miguel Garzón (Relaciones Institucionales) y David Valderas (Área Social); mientras que por parte del Ayuntamiento de Padul han estado Esther Molina Parejo (Concejala del equipo de Gobierno) y José Antonio Rodríguez (Técnico de Deportes). Con esta alianza ambas partes muestran su predisposición en pro del crecimiento del fútbol sala en el municipio, en la comarca y su respaldo al club más representativo de la provincia.


La banda del Padul brilla con luz propia en la Plaza de las Pasiegas
La formación musical presentó en este concierto su primer trabajo discográfico, Alpha y Omega

D. GARCÍA TRIGUEROS. Granada, 06 Septiembre, 2020 - Granada Hoy

Víctor Ferrer debuta en Granada al frente de la banda del Padul junto a otros compositores invitados para la ocasión



La Banda de San Sebastián del Padul presenta su primer trabajo discográfico
Al menos, durante dos horas, Granada volvió a contagiarse del ambiente cofrade que el Covid-19 truncó a mediados del Cuaresma y que asoló cualquier esperanza de ver cofradías en las calles de la ciudad. Sin embargo, el concierto de la Banda de San Sebastián de Padul celebrado este viernes en la Plaza de las Pasiegas devolvió la ilusión a cofrades y melómanos, llenando el lugar - epicentro de la Semana Santa granadina - de marchas y un excepcional ambiente en medio de esta nueva normalidad. Todo ello como marco de la presentación del primer trabajo discográfico de esta formación paduleña que, según sus autores, ha cosechado un éxito por encima de cualquier previsión.

Entre estrictas medidas de seguridad y con un aforo reducido, los músicos de San Sebastián de Padul invitaron a los cofrades granadinos a conocer un extenso repertorio de once marchas, las mismas que aparecen grabadas en el disco, y que cuentan con la firma de las principales promesas de la música de Semana Santa en Andalucía: Ferrer, Moreno Pozo, López Gándara, Albarrán o Espinosa de los Monteros, entre otros. A través de estas piezas la banda, tal y como indicó su vicepresidente, Antonio García, quisieron enseñar al público cuál es la nueva línea de trabajo de la formación: "sobre la esencia de los compositores clásicos hemos querido apostar por aquellos que están buscando nuevos registros en la música cofrade y dar la oportunidad de dar a conocer su trabajo y apostar desde la banda por este tipo de obras".

El nuevo director de la Asociación Músico-Cultural San Sebastián, Víctor Manuel Ferrer, fue el encargado de dirigir el grueso de las obras que se interpretaron, cosechando los principales ovaciones de la noche. Sin embargo, el autor granadino dio también paso a algunos de los invitados y autores que han colaborado en el disco para que dirigieran sus propias marchas. Especialmente emotivo, por el contenido de la marcha y la inspiración de la misma, fue la interpretación de El rostro de la amargura (2018) que dirigió su autor, Antonio Moreno Pozo, y quien explicó el homenaje que quiso hacer con esta partitura a la marcha Amarguras en el año de su centenario así como a la familia Font, a los que consideró como padres de la música cofrade actual.

Éxito rotundo para la banda que regaló momentos de gran emotividad y que, tras los frutos que empiezan a cosechar tras su primera grabación, empiezan a poner los ojos en nuevos horizontes; sin olvidarse, por supuesto, de las hermandades que en la capital han ayudado a levantar el nombre y la consideración de la banda en la Semana Santa de Granada pero también más allá de las fronteras de la capital nazarí.


Un joven granadino, "no apto" para ser Guardia Civil por tener Diabetes tipo 1
El Gobierno eliminó la Diabetes como causa médica de exclusión para acceder a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Juan Manuel va a ir "a por todas"

Juan Manuel Santiago Villena. AI

Rocío Sánchez. Publicado: 02/09/2020 · Andalucía Información

Lleva dos años esforzándose por un sueño: Acabó Bachillerato con Matrícula de Honor y logró un 13,58 en Selectividad
Pasó las pruebas físicas, de inglés y psicotécnicas, logrando la plaza 13 de 1.017 aspirantes
Se llama Juan Manuel Santiago Villena, tiene 18 años, es de Padul (Granada) y acaba de recibir el mazazo más duro de su vida. Su sueño de convertirse en Guardia Civil se ha visto truncado por una presunta discriminación por tener Diabetes tipo 1 que tiene ya en manos de abogados.

Le diagnosticaron la enfermedad cuando tenía 12 años y lleva un "excelente control", según defiende su madre, Begoña, aludiendo a analíticas e informes médicos. Hasta hace bien poco un diabético no podía aspirar a formar parte de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero la suerte se puso de su lado cuando en 2018 el Consejo de Ministros decidió modificar las causas médicas de exclusión: La diabetes se eliminó. Así se publicó en el BOE a principio de 2019.

Los dos últimos años Juan Manuel se ha esforzado al máximo para lograr su objetivo. Acabó el Bachillerato con Matrícula de Honor y obtuvo un 13,58 en Selectividad. "Con estas calificaciones se presentó al proceso selectivo. Logró pasar sin problema las pruebas físicas en primera opción, sin necesidad de repetir ninguna de ellas. También pasó sin problema las pruebas de inglés y las psicotécnicas. De los 1017 aspirantes que han logrado pasar todas estas pruebas, él está en el puesto 13 del listado general", explica su madre.

Comienza la pesadilla

Pero se topó con las pruebas médicas. "Aunque ya no es causa de exclusión, le pusieron pegas en la primera convocatoria. Fue convocado para "Incidencias" el 31 de agosto, y nada más llegar, sin explicación alguna, le dijeron que era considerado NO APTO. Lo vi llegar sin comprender lo que había pasado, con su mirada perdida....desde su debut nunca lo había visto así...", cuenta a Andalucía Información Begoña Villena, socia fundadora además de la Fundación DiabetesCERO.

Hoy su pesadilla ha continuado, ante el Tribunal Médico de Apelación, en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid. "Había varios doctores, pero ninguno era endocrino", especialista que controla esta enfermedad autoinmune. "Había otros dos chicos con Diabetes, y a todos nos han declarado No Apto", explica el joven. Pero yo "voy a ir a por todas", llevando el caso por la vía de lo Contencioso. También ha iniciado una recogida de firmas en la plataforma Change.org.

En este caso, como en muchos, un diabético tipo 1 se encuentra con un muro difícil de saltar. Es una enfermedad aún muy desconocida y que en ocasiones se confunde con la tipo 2. Pero un diabético tipo 1 puede hacer una vida normal. De hecho, hoy en día no se le da nunca un grado de discapacidad significativo (salvo que tenga otras complicaciones). Por ello tanto Juan Manuel como su madre Begoña hablan de "discriminación".

Esta redacción ha contactado con el Ministerio de Defensa para conocer su versión y los datos del número de aspirantes diabéticos que han pasado por los procesos desde la entrada en vigor de la Orden, y cuántos de ellos han superado satisfactoriamente la revisión médica. Por el momento no hemos obtenido respuesta.


Dúrcal celebra sus fiestas de San Ramón con un programa muy reducido por el coronavirus

1 de septiembre de 2020. Ideal digital

En los actos religiosos y culturales se han guardado en todo momento las medidas establecidas por Sanidad para combatir la Covid-19.

Dúrcal ha celebrado sus fiestas en honor a San Ramón Nonato a lo chico por el coronavirus. Solo con varias misas oficiadas por Jorge Ernesto Núñez Delgado (de Perú), conciertos, una exposición de carocas en el Paseo de la Plaza y fuegos artificiales venidos de Ugíjar y Órgiva. La Peña la Pólvora de Dúrcal disparó también 50 docenas de cohetes, según el maestro de música y pirotécnico de Dúrcal, Jorge Berrio. A la hora de la consagración se prendió mecha a una palma real, como de costumbre. Al entrañable y admirable locutor de Radio Dúrcal, Rafa Palacios, acompañado con su fiel mascota, le encantaron las carocas. De la seguridad se encargó Protección Civil de Lanjarón, la Guardia Civil y la Policía Local de Dúrcal.

En la entrada de la iglesia se vendieron objetos religiosos. En la iglesia se guardaron las distancias y el protocolo para combatir la Covid-19. La imagen de San Ramón Nonato estuvo colocada en un altar a los pies del altar mayor. En el otro extremo permanece la imagen de San Blas Bendito (patrón de Dúrcal) porque no pudo ser llevada de vuelta a su ermita a causa del confinamiento.

Una de las asistentes a la liturgia fue la Rosita Vílchez, hija de Ramón ‘El Sillero’ y hermana de Ramón, el batería de la famosa y veterana Orquesta Diablos Negros de Dúrcal. En el Parque de la Estación ha habido conciertos en los últimos días. Han actuado grupos de rock, las bandas de música del pueblo, pasacalles, diana y actividades culturales. El aforo ha sido limitado. Las fiestas han acabado con el castillo de fuegos artificiales. Los bares han estado muy concurridos guardando en todo momento las normas establecidas para combatir el coronavirus. Por ejemplo, en un negocio montado recientemente y bautizado con el nombre de ‘La cocina de la X’, a pocos metros de la Plaza, vendieron como rosquillas para llevar: pollo empanado, choto al ajillo, caracoles, arroz, olla gitana y otros platos. Es costumbre en las fiestas de San Ramón consumir higos chumbos con anís. Este año han estado escasos por la epidemia que contrajeron las plantas. Eso sí, en la casa de José Antonio Valdés, por ejemplo, no ha faltado una gran fuente de chumbos pelados y muy fresquitos.

Dúrcal es un pueblo fascinante. De indudables contrastes visuales. Llanos, bancales, secanos, puentes (uno de ellos romano), baños sanadores, un río, montañas con misteriosas grutas, restos del pasado árabe o la cueva ‘encantada’ de ‘Vacamía’. Por esto y mucho más, no es de extrañar que cada vez más personas escojan este bendito lugar del Valle de Lecrín para disfrutar de todos sus encantos.

Dúrcal en otros tiempos fue tierra de emigrantes y vendedores de papas. Existe un dicho que dice que cuando los astronautas americanos pisaron por primera vez la luna se encontraron allí a ‘Los regalos’ pregonando, más solos que la una, papas a dos pesetas el kilo. Asimismo, y fuera de bromas, hace muchos años, Rosa la ‘Rorra’, vendía por el pueblo y junto a las dos carteleras del cine chucherías acunadas en su cesta de mimbre. Pura, tirando del carrito pregonaba helado buenísimo con una trompetilla. Manuel y su hijo Paco Padial se encargaban del cine, el Lecrín Cinema. Ángela y el padre de Paquito, de sus estancos; Serrano mercaba jamones para revenderlos a los más pudientes de Granada capital. Maria defendía su posada. Antonio ‘El sastre’ y las modistas se empleaban a fondo para que todos los encargos estuviesen a punto para las fiestas.

Juan y Bautista y el otro Juan ‘El de la tienda’ se encargaban de sus talabarterías. Miguel vigilaba sus futbolines para que no le hiciesen trampa con un trapo en las porterías. Maria hacía tejeringos y freía papas riquísimas, como las de la actual fábrica de ‘Peña Gallo’. Los hermanos José, Ramón y Rafael confeccionaban sillas con madera de álamo y asientos de anea de la laguna de El Padul y de Órgiva. Mateo vendía botones, cremalleras, quincallas, etcétera. Rosario y Ana, en sus respectivas tiendecillas, partían bacalao con mucha destreza.

Pedro, que tenía un coche muy pequeño que carecía de marcha atrás, se encargaba de los recibos de la luz. Alrededor de la plaza había espléndidos comercios, un quiosco y un despacho de gasolina con maquinaria manual. Funcionaban varios molinos. Gregorio Ortiz, Concha ‘La boticaria’, Diego y otros, vendían vino a granel. Francisco, ayudado por Fernando y Antonio, se encargaba del calzado para las fiestas y días laborables.

Juanico ‘El herraor’ hacía su trabajo después de ‘apañar’ y ordeñar a mano a su piara de vacas. ‘Pipa’ y Justo pastoreaban las cabras del vecindario. Un niño de María `La Picanta’ pregonaba tortas y bollos por las calles. José Valero, en silla provista de cuatro cojinetes, vendía en su taberna de ‘El Darrón’ vino costa de Albondón. Juan, Diego, y otros, vendían y pregonaban rico pan con sus dóciles burras de pelo blanco. Escamez, ‘Pionono’ Bautista, ‘El Corona’ y otros taberneros se encargaban de las bebidas y de las olorosas tapas. Federico y sus hermanos, y otros ilustres carpinteros, de los trabajos en madera; ‘Bombea’ de la fragua. Candido, que también era zapatero, y sus demás compañeros, de la banda de música.

Don José Puertas se encargaba de la ‘eterna’ alcaldía y de dar clase en las escuelas nacionales junto a don Juan Tamayo, don Ramón, don Enrique, don Diego de Padul… Don Eugenio se encargaba de la iglesia. Blas, Antonio y otros compañeros de afeitar y pelar. El ‘Izforeño’ se encargaba del desaparecido palacio de Don Celestino (que nunca tuvo que desaparecer). La familia Ferrer se encargaba de fabricar gaseosas y barras de hielo… Vicente Gutiérrez vendía guano y Gijón tenía una ferretería y vendía también espejos, marcos y cristales. Penela y Ángel se encargaban de las confecciones. Blas confeccionaba serones y espuertas con pleita. Joaquín y Barragán pastoreaban y vendía carne. El ‘Niño la Virgen’ compraba fruta en el árbol. Otros se dedicaban al trasporte público como, y por ejemplo, Manolo ‘Fonda’.

También, en otros tiempos don Evaristo se encargaba de las curaciones. Un día curó a Fray Leopoldo de Alpandeire y al poco tiempo fue él el que sanó de los ataques de epilepsia que sufría gracias al frailecito limosnero. También hace muchos años Samuel se encargaba de comprar y vender bestias. Otros trabajaban hilando esparto con la rueda de madera. Mari Puri se encargaba en las escuelas de Balina de dar la leche ‘del cura’ venida en polvo de Argentina. Juanillo ‘El Feo’ y muchísimos más emigraron. También había guardas en el campo. Cuando era el tiempo de las cerezas muchos niños cuando salían al recreo no volvían a clase. El que más faltaba le llamaban ‘Pollo’. Se jugaba mucho a la taca. Eran otros tiempos.

Artículo original en Ideal.